Dr. Javier Montiel

Dr. Javier Montiel

Registro Profesional: 6910


Especialidad

  • Alergia e Inmunología Clinica

Ciudades y Centros de Atención:

  • Pedro Juan Caballero
    • AlergoClinica
    • Hospital Regional Dr Anibal Medina PJC

Contactos

  • Teléfono: 0983253485 / 0336 275503

Artículos Relacionados


DERMATITIS ATÓPICA

03-09-2019

DERMATITIS ATÓPICA
La dermatitis atópica o eccema atópico es una enfermedad de la piel que se caracteriza por la sequedad, por la aparición de lesiones de enrojecimiento e inflamación y de lesiones de descamación en placas, y de intenso prurito o picor. La dermatitis no se transmite de unas personas a otras aunque el contacto sea muy cercano y muy prolongado, ni por contacto directo, ni por ropas o toallas, ni por agua.

Puede aparecer en cualquier persona. Se llama atópica porque aparece con facilidad para desarrollar en- fermedades alérgicas de cualquier tipo, en personas con familiares afectados de enfermedades alérgicas. Pero no sólo aparece en estas personas; puede aparecer en cualquier persona aunque ni ella ni nadie de su familia tengan ni siquiera sospechas de alergia.

El síntoma más característico es el prurito o picor. El picor suele ser muy intenso, y llega a ser insopor- table, alterando el sueño y el carácter. En la piel aparecen lesiones principalmente de dos tipos. Unas lesiones son de enrojecimiento de la piel, que puede llegar a causar inflamación de la piel.

Otras lesiones que pueden aparecer son vesículas o pequeñas ampollas con líquido, costras, fisuras o grietas.
Los diversos tipos de lesiones pueden coincidir al mismo tiempo o ir alternándose por periodos.

En los niños más pequeños las zonas más típicas son las mejillas, el cuello, la parte externa de los brazos, las muñecas, el dorso de las manos, los muslos, los pies.

Cuando los niños se van haciendo mayores y en los adultos los sitios más típicos son las flexuras de codos y de rodillas, el cuello, los pies y las manos.

Estas zonas son las más frecuentes, pero puede aparecer en cualquier zona del cuerpo.

No son graves en el sentido de tener riesgo para la vida, pero son extremadamente molestos y llegan a ser muy limitantes. Las lesiones pueden llegar a ser muy extensas, intensas y profundas, incluso causar dolor, y pueden originar un aspecto físico que cause mala impresión a otras personas, con lo cual puede llevar a cierto aislamiento social, con poca autoestima.

Estas consecuencias no solo desesperan al propio paciente, sino que también afectan a sus familiares. Por todo ello la dermatitis atópica origina una muy pobre calidad de vida.

Hay personas que están habitualmente bien y cada cierto tiempo presentan agudizaciones o brotes de dermatitis atópica.
Esos brotes pueden aparecer una vez al año, o una vez al mes o a la semana. Algunas personas tienen síntomas que duran unos días, y otras personas tienen síntomas durante varias semanas o meses.

En la dermatitis atópica existe una mayor reactividad de la piel. Es parecido a lo que ocurre en el asma, la rinitis o la conjuntivitis. En estas enfermedades existe una inflamación de los bronquios, la nariz o los ojos. Esa inflamación los hace más sensibles a muchos estímulos, esa inflamación produce un estado de hiperreactividad.

En la dermatitis atópica existe un estado inflamatorio que causa una hiperreactividad de la piel. Esa reactividad de la piel hace que responda con la aparición de lesiones y picor ante la presen- cia de estímulos variados: frío, calor, cambios de temperatura, ropas, roce, jabones, infecciones, ejercicio, nerviosismo, etc.
Estos estímulos no causan la dermatitis atópica, sino que actúan sobre una piel ya reactiva, son simples desencadenantes.

Dr. Javier Montiel / Alergia e Inmunología Clínica
Más datos http://www.revistaguiamedicaysalud.com/guiamedica/doctor/ficha/61

Leer más

Profesional del área de Salud

Registra tus datos (sin costo) en nuestra Guía Médica

Te invitamos a conocer la Revista Guía Médica y Salud en su versión digital.

Auspiciantes

images/auspiciantes/1.png
images/auspiciantes/10.png
images/auspiciantes/11.png
images/auspiciantes/12.png
images/auspiciantes/13.png
images/auspiciantes/14.png
images/auspiciantes/1B186A0E-997D-4E7A-AB7A-EB5060325110.jpeg
images/auspiciantes/2.png
images/auspiciantes/3.png
images/auspiciantes/3C64A420-386E-4DD6-9AEC-66A860280750.jpeg
images/auspiciantes/4.png
images/auspiciantes/5.png
images/auspiciantes/580768E4-8923-4FBA-8489-DEB32E6FC3CD.jpeg
images/auspiciantes/59DBE8AD-71CB-49C4-9E59-A01D8057D647.jpeg
images/auspiciantes/6.png
images/auspiciantes/650EB420-2525-4C4B-8969-6F0AE68975A8.jpeg
images/auspiciantes/7.png
images/auspiciantes/8.png
images/auspiciantes/843BDF8F-EAD3-4BDE-B643-2C87A7780599.jpeg
images/auspiciantes/9.png
images/auspiciantes/3EFEEBE9-253B-4BC6-B84C-DC30D3F1F0BD.jpeg
images/auspiciantes/Guía medica .jpeg